Editorial

Curso de Biología tropical en la OTS una experiencia que hay que vivir para contarla

Vilisa Morón Zambrano

2016-05-02

A

A

A

  

 

 

 

 Asistir al curso “biología tropical: una aproximación ecológica” es una experiencia de vida, por el crecimiento profesional, académico y personal que todos los estudiantes alcanzan. En mi caso además fue la ocasión de renovar mi pasión por la investigación y la esperanza en las personas como precursores de una sociedad mucho más solidaria, motivadora y con valor a la educación y excelencia.

 

¿Por qué tanto romanticismo? Como bióloga venezolana, el vivir en un país megadiverso es un privilegio, sin embargo, la situación crítica económica, jurídica y social en la que vivimos desde hace algunos años, ha hecho que la realización y continuación de proyectos científicos así como continua formación sea muy cuesta arriba, por lo que me había cuestionado en varias oportunidades la vocación y factibilidad de continuar en el mundo de la investigación.

 

 

Al ser aceptada con beca parcial al curso de la OTS (85% de los costos de manutención y matrícula) fue una gran emoción y alegría, pero también fue frustrante debido a la poca probabilidad de poder asistir a causa de: (1) los costos de los vuelos (deuda gubernamental las con aerolíneas que estamos pagando los usuarios), (2) la imposibilidad de comprar dólares en el mercado oficial por cambios en las políticas de adquisición de divisas y (3) la depauperación de los sueldos.

Por sugerencia de unos compañeros de la maestría y con el apoyo de mi tutora, inicié una campaña de donaciones a través de la página web GO FUNDME para reunir 1800$ (1500 para matrícula y 300 para gastos de viaje. El costo del curso era de 7900$). Además, escribí a la OIM –ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS MIGRACIONES-que colabora con la búsqueda y compra de pasajes en tarifas bajas, por lo que adquirí un pasaje en bolívares a costo del $ oficial pudiendo pagarlo inmediatamente.

Luego de 3 meses de campaña a través de todas las redes sociales que usualmente utilizo, así como de la solicitud personal a través de correos para la difusión de la misma, logré reunir los 1800$ y casi 200$ en efectivo. Recibí donaciones de amigos de infancia y familiares que se encuentran fuera del país, así como de profesores que han sido mis tutores y/o ejemplos a seguir durante mi formación, amigos y/o familiares de compañeros de trabajo y maestría, investigadores que en años previos realizaron el curso y hasta desconocidos. La colaboración de todos los que compartieron la campaña a través de sus redes y el boca a boca, fue tan exitoso que recibí donaciones desde Alemania hasta Colombia, todas acompañadas de mensajes motivadores, cariñosos y convencidos de la importancia que tiene la formación académica y el valor de la generación de conocimiento.

En las 6 semanas que duró el curso tuve el privilegio de conocer científicos extraordinarios bajo un ambiente multicultural. Además, al tener como sede a Costa Rica y de acuerdo a la dinámica que caracteriza a los curso de la OTS de trabajar en diversos ecosistemas y bajo enfoques diferentes, cada semana nos trasladamos a una estación biológica para tomar clases, desarrollar miniproyectos, participar en talleres y caminar senderos. Nunca pensé que se podía ser tan productivo y que además siempre sacáramos tiempo para celebrar. En la primera semana para romper el hielo, los mosquitos hicieron de las suyas con nosotros dentro del Parque Nacional Palo Verde y tuve suerte de tener un primer grupo de trabajo que además de excelente en lo profesional fue de gran calidad humana, tan bien la pasamos que nos titulamos ¨Chechererecheteam¨.

 

 

Luego de una semana intensiva de trabajo académico y de campo, con talleres de estadística y excelente comida, nos trasladamos a la Reserva Natural Cabo Blanco, cambiando el bosque seco por el bosque húmedo tropical y la playa. De este lugar siempre voy a recordar la tranquilidad del encuentro con mi primer Coatí en campo y la serenidad con que pasaron las horas en medio del verde de los árboles y el sonido de las olas. Los días pasaban entre formulación de hipótesis, trabajo de campo, redacción de artículos, aprendizaje sobre ecología vegetal y herbívora. Recorrimos el país, entramos al bosque nublado de Monte Verde, despertamos con la niebla de Cuerici, ambos lugares mágicos y parecidos a mi hogar en Venezuela.

En las estaciones biológicas La Selva y Las Alturas viví las experiencias cargadas de mayor adrenalina y significancia. En La Selva, subí una de las torres utilizadas para las investigaciones en el dosel del bosque, la vista aquí es maravillosa, se pierde entre los tonos de verde y las texturas de los árboles, interrumpido por el vuelo de un ave o el morado de algunas flores, se siente la inmensidad y fuerza de la naturaleza. Por su parte, en Las Alturas al ser un lugar alejado sin contaminación lumínica pude apreciar uno de los cielos más despejados y hermosos, en los que se definía perfectamente la vía láctea dejando ante mí el poder infinito del universo.

El momento cumbre del curso para mí fue la realización del proyecto de comunicación científica. La conservación, ecología y fotografía son mi pasión, así que tener la oportunidad de unirlas para relatar la importancia de estaciones biológicas como La Selva de la mano de 2 investigadores que ahora se dedican a la filmación y producción de documentales fue un honor y un trabajo que disfruté al máximo; 3 días de procesos creativos intensos y una dinámica de grupo que comenzó accidentada pero finalizó con un producto de calidad y calidez nos recordaron a todos la esperanza que representan los soñadores y todo el trabajo necesario en este loco mundo.

El curso finalizó en la comodidad de las instalaciones de la estación biológica Las Cruces, donde trabajé con aves, mejoré mi inglés callejero, estrechamos lazos de amistad y tuvimos la oportunidad de tomar té y birras en el patio de nuestras casas mientras los armadillos y coatíes se paseaban sin miedo en el jardín. Hasta el último día los análisis de datos, discusiones y redacción nos acompañaron, pero siempre inmersas en un ambiente de camaradería. Aprendizaje, tenacidad, responsabilidad, amigos, trabajo y la exuberancia del trópico son las palabras que mejor describen este curso.

TIPS:

• Tomar en cuenta el % que le corresponde a la página por el uso de su plataforma así como la cuota que cobran los bancos internaciones por realizar transferencias (en esto se fueron casi 100$).

• Hay que tener paciencia, creatividad y buena disposición para la difusión de la campaña.

• Supera la pena y escribe a todas las personas que te rodean, te sorprenderás de las personas que van a tenderte la mano.

• Existen muchas organizaciones que financian cursos, viajes y estudios largos. Los países petroleros son considerados naciones ricas por lo que muchas veces no están incluidas en estos convenios, así que hay que idear formas para reunir el dinero.

• Define una meta realista y mantén informadas a las personas de los avances.

• El Aeropuerto Internacional El Dorado (Bogotá-Colombia) no difunde en pantalla ni altavoces los llamados de todas las secciones por lo que no te confíes y mantente cerca de tu área de embarque (yo perdí el vuelo a San José y llegué con un día de retraso al curso).

• Nunca sabes quien te va a ayudar ni cuando necesitarás de las personas a tu alrededor, así que nunca dudes en ser educado, amable y solidario con todos, cuando menos lo esperes esa energía positiva regresa a ti.

 

contribuir

Comentarios
Archivos editorial
Más leidos
Más Recientes

Curso de Biología tropical en la OTS una experiencia que hay que vivir para contarla

          Asistir al curso “biología tropical: una aproximación ecológica” es una experiencia de vida, por el crecimiento profesional...

Crisis ambiental, una cuestión de rutina.

                    Nuestro día a día esta lleno de rutinas. Muchas de estas actividades se apoderan de nuestra atenci&oac...

¿Que tanto sabemos sobre biodiversidad y consumo responsable?

   Biodiversidad se define como la variedad de seres vivos.Este concepto parece simple, sin embargo en un reciente estudio realizado por la Union de biocomercio ético (Union for Ethic...

Panamá: entre árboles, peces y mariposas

   Latinoamérica posee una gran riqueza natural. En esta region se encuentran cinco de los diez países con mayor diversidad biológica del mundo (Brasil, Colombia, Ecuado...

Educación... Lost in translation

   El 95 por ciento de los artículos científicos que se publican cada año esta escrito en inglés y solo el restante 0.3 es publicado en español....

Los beneficios ambientales de ser vegetariano

   La urgencia en la búsqueda de soluciones a la actual problemática ambiental va en aumento. Reciclar, reusar, reforestar y conservar son términos comunes usados por c...

Cumbre sobre el Clima. Una tarea de todos.

   La decisión es unánime: el clima está cambiando. En el último siglo la temperatura ha aumentado en 0,74 grados centígrados y se estima que de no hacer ...

Reunión de las sociedades Británica y Francesa de ecología

   Esta es la primera vez que asisto a la reunión de la Sociedad Británica de Ecología. Este año se celebró en conjunto con la Société Fran&...